Historia de la Parroquia

El 22 de agosto de 1994, fiesta Litúrgica de María Reina, el Sr. Obispo D. José Cerviño Cerviño firmó el decreto de creación y el nombramiento del párroco.

Historia de nuestra Parroquia

sagrada-familia, vigoDurante varios años el solar que alberga hoy la parroquia de “A Sagrada Familia” fue Colegio de las Teresianas. Al cerrase el colegio fue donado el edificio a la Diócesis de Tui-Vigo. Aquí estuvo la Residencia Sacerdotal y la Domus Eclesiae de la diócesis.

Los técnicos desaconsejaron la Residencia Sacerdotal en esta ubicación y fue trasladada a la zona residencial de la Guía en los jardines de la Curia Diocesana y después de arduas negociaciones se instaló aquí la Parroquia de La Sagrada Familia, primera de esta advocación en toda Galicia.

Vaya desde aquí nuestro agradecimiento a las Hijas del Beato Poveda por su donación que hizo posible nuestra creación.

Los primeros…

Primer Funeral

El 19 de enero se celebran los primeros funerales, Dios había llamado a “Su Casa” a Concepción Álvarez Rodríguez.

Primer Matrimonio

El primer matrimonio unió a Juan Antonio Cordeiro García y Esperanza Fernández Fernández el día 16 de septiembre de 1995.

Primera Comunión

La primera Comunión se celebró el 9 de Abril de 1995, Anxo Rodríguez Rodríguez se acercó a la mesa del Señor.

Primera Confirmación

La Primeras Confirmaciones administradas por el Sr. Obispo de la Diócesis, D. José Diéguez Reboredo tuvieron lugar el día 11 de abril de 1997. Recibieron el Sacramento 61 jóvenes de la parroquia.

Salones Parroquiales

El día 30 de diciembre del mismo año D. José Cerviño y Cerviño bendijo los salones parroquiales, estábamos celebrando por segunda vez el día de Nuestra Patrona.

Imagen de la Sagrada Familia

El día 19 de marzo de 1997 se bendijo solemnemente las imagen de la Sagrada Familia. Es una pieza de principios del s. XVIII procedente del Museo Diocesano.

Decreto de Creación

El día 22 de agosto de 1994, fiesta Litúrgica de María Reina, el Sr. Obispo D. José Cerviño Cerviño firmó el decreto de creación de nuestra parroquia y el nombramiento del párroco.

sagrada-familia-CERVINOx“Tendrá su sede en el inmueble en construcción en el número 66 de la avenida das Camelias; y se integrará en el Arciprestazgo de Vigo-Centro. “. “Su territorio, que se desmembra de las Parroquias de San Francisco de Asís, Nosa Señora do Carmen y Nosa Señora da Soidade, estará circunscrito -según se muestra en el plano que a este decreto se incorpora-por el perímetro que a continuación se describe:

De la confluencia del “Camiño do Romil” con la rúa Ourense parte una línea descendente a lo largo de esta última, de forma que ambas aceras de la calle quedarán incluidas en la nueva Parroquia. El limite sigue — después de cruzar López Mora — por rúa Arquitecto Pérez Bellas, incorporando sus dos aceras a la nueva Parroquia, hasta el cruce con Tomás A. Alonso y Jaime Balmes. Desde este punto, sólo la acera derecha de Tomás A. Alonso, que sube hasta Peniche; y de aquí, ambas aceras de la rúa Pi y Margall, hasta el Parque de Camilo José Cela y la rúa Chile. Las dos aceras de esta última calle, y las de la rúa Romil, hasta la de A Falperra, serán para la nueva Parroquia, que incorpora asimismo la acera derecha de la rúa Cachamuiña, continuando con ambas aceras de la avenida das Camelias hasta el Camiño do Romil, cuyas dos aceras corresponden igualmente a la nueva Parroquia, hasta el punto inicial de esta descripción.

La Parroquia da Sagrada Familia iniciará su actividad pastoral el día 15 de octubre, fiesta de Santa Teresa de Jesús, del presente año 1994. ” (Decreto de Creación).

Inicio de su andadura

sagradafamiliavigo-teresaxAsí el día 15 de Octubre la nueva parroquia inicia su andadura en la Capilla de A.C., sita en Camelias 48 sótano. Aún estaba en construcción el inmueble que más tarde ocuparíamos. Nuestro agradecimiento a quienes nos acogieron en nuestro nacimiento, de una manera especial a D. Antonio Pérez Bernárdez, delegado Episcopal de A. Seglar, quien durante 25 años celebró la Eucaristía en dicha capilla, su comunidad fue el fermento de la nueva parroquia y él durante cerca de tres años ha sido un estupendo colaborador.

En estos momentos empezó a funcionar el consejo económico de la parroquia.

“La toma de posesión como párroco, es decir el inicio de la parroquia, será el sábado, día 15, a las 7 de la tarde con la celebración de la Eucaristía. Desde ese día tendremos la sagrada-familiavigofachadxEucaristía todos los domingos a las 11’15 y 12’45.También estaré a su disposición en el despacho provisional, de la citada capilla todos los días de las 19 a las 20 horas. Teléfono 297205″.     (Primera circular del párroco).

En la capilla de A.C. se realizó el primer bautismo, fue: José Ignacio Castillo Páramo, hijo de Francisco Javier y Elvira Pilar y se celebró el día 21 de noviembre de 1994.

 

La inauguración

Por fin, a medio hacer, con paredes desnudas y sin bancos se inauguró el templo parroquial actual el día 17 de diciembre de 1994. ” Dios mediante el día 17 de Diciembre, a las 6 de la tarde, inauguraremos el Templo Parroquial en Camelias 66 y ya podremos disponer de él para celebrar dignamente bodas y misas de funeral que por el momento se celebran en las parroquias primitivas. (Segunda circular del párroco). Bendijo el templo D. José Cerviño, creador de la parroquia.

En enero de 1995 iniciamos la catequesis parroquial de niños y el primer catecumenado de confirmación. 35 niños y 30 jóvenes. las catequesis se realizaban en el templo parroquial, aún no estaban preparados los salones parroquiales.

También en enero de 1995 se empezó repartir por los hogares de la comunidad la “Hoja Parroquial”, y se empezaron las suscripciones de cuotas parroquiales, la parroquia nacía con la supresión de aranceles. se pidió asimismo a  los feligreses que nos enviaran sus datos para hacer el censo parroquial e informatizar la parroquia. Se crea el Equipo de Cáritas Parroquial” y el de “Liturgia”.

“En la última reunión de la Junta Económica Parroquial, teniendo en cuenta el sentir del Concilio Vaticano, el Plan Diocesano de Pastoral y la ventaja de empezar una parroquia nueva, hemos decidido que en nuestra Parroquia sean gratuitos lo servicios de Bodas, Entierros, Primeros Aniversarios y todo el papeleo que dependa de nosotros. Preferimos el sostenimiento desde las cuotas voluntarias a unir la recepción de sacramentos a lo económico. La Parroquia tiene abierta una cuenta en Caixa-Vigo, Sucursal de la calle Camelias, con el nº 2080-0085-66- 000069362.” (tercera circular del párroco)

“También os envío una hoja de Censo Parroquial. Es importante saber quiénes y cuantos somos para programar la parroquia e informatizar el Archivo parroquial. También tenemos que ir haciendo un equipo de Cáritas Parroquial, otro de atención a enfermos y de Liturgia. Cuento con vosotros, entre todos tenemos que ir haciendo Comunidad”. (Segunda circular del párroco)

Carta de Presentación

Carta de Presentación
PARROQUIA A SAGRADA FAMILIA
CAMELIAS, 66 – VIGO

Vigo, 1 de Octubre de 1994
Estimado feligrés:

Puede sorprenderle esta carta echada en su buzón en medio de tanta propaganda, mi deseo es que fuera una carta personal que estableciera un primer contacto entre un sacerdote, recién nombrado para una parroquia que va a nacer el día 15, día de Santa Teresa de Ávila, y que va a tener su templo Parroquial en el número 66 de la calle Camelias, pero que en estos momentos empezará su andadura en la capilla de Acción Católica en el sótano del número 48 de la misma calle.

Al dorso adjunto plano de la nueva parroquia que juntos vamos a iniciar, tarea bonita aunque con dificultades como todo nacimiento. Por supuesto que quiero contar con su colaboración y que me pongo a su entera disposición.

La toma de posesión como párroco, es decir el inicio de la parroquia, será el sábado, día 15, a las 7 de la tarde con la celebración de la Eucaristía. Desde ese día tendremos la Eucaristía todos los domingos a las 11’15 y 12’45.

También estaré a su disposición en el despacho provisional, de la citada capilla todos los días de las 19 a las 20 horas. Teléfono 297205

La parroquia empezará sin Casa Parroquial, aunque está reservado su espacio encima del Nuevo Templo, por lo que tendré establecido mi domicilio en casa de mis padres. Para cualquier comunicación puede llamarme al teléfono 23 48 15.

Deseando conocerle personalmente a Vd. y a su familia, y poniéndoles bajo el amparo de la Sagrada Familia. nuestra Patrona, se pone a su disposición.

Firmado José Luis Rodríguez Grande

Primera Circular

Primera Circular
PARROQUIA A SAGRADA FAMILIA
AV. CAMELIAS, 66 .- VIGO

Vigo 1 de Diciembre de 1994.

Estimados feligreses: De nuevo en contacto con vosotros. La Parroquia ha entrado en funcionamiento el día 15 de Octubre y va creciendo poco a poco. Estamos provisionalmente en la Capilla de Acción Católica en el sótano del nº 48 de la calle Camelias, allí tenemos los cultos : a Diario misa a las 8 de la tarde y los domingos a las 11’15 y 12’45 y el número de fieles va aumentando poco a poco, asimismo, todos los días tenemos Oficina Parroquial de 7 a 8 de la tarde.

Ya hemos tenido el primer bautizo. Dios mediante el día 17 de Diciembre, a las 6 de la tarde, inauguraremos el Templo Parroquial en Camelias 66 y ya podremos disponer de él para celebrar dignamente bodas y misas de funeral que por el momento se celebran en las parroquias primitivas.

A partir de las vacaciones de Navidad iniciaremos el Catecismo Parroquial, tanto de niños como de chicos/as de confirmación. Necesitamos catequistas para ambas secciones.

Quisiera que la comunicación entre la parroquia y los feligreses fuera continua y hacer llegar a vuestros hogares, de manera mensual, la Hoja Parroquial, con las noticias de la Comunidad, para ello necesitamos contar con una persona por edificio o cada dos que pudiera ser el lazo de unión. Por favor los que queráis hacer este servicio poneos en contacto conmigo.

La Diócesis nos entrega el Templo Parroquial y 700 m2 en la entreplanta para poder edificar la Casa Rectoral y los Salones Parroquiales para reuniones. Quiero poner lo más pronto posible los bancos de la Iglesia, lo mismo que el Altar, Ambón, Sagrario y Pila Bautismal y vamos a necesitar unos 3 millones de Pts. que tendríamos que conseguir mediante un crédito.

Para la construcción de la Casa Rectoral y Salones, tendremos que solicitar otro crédito hipotecario de unos 13 millones a pagar en 15-20 años. Con ello le daríamos un avance grande para poder tener reuniones de pastoral y la catequesis.

Como veis la labor es ardua en todos los sentidos pero creo que poco a poco seremos capaces de hacerlo, somos unos 9.000 habitantes en la Parroquia. Pienso que si todos arrimamos el hombro, con la ayuda de la Sagrada Familia lo conseguiremos. Creo que la mejor manera sería contando con unas cuotas de participación, una especie de Socios de Obras Parroquiales, con cuota periódica. Por eso os envío los impresos que podéis entregar en la Parroquia o al/la Responsable de edificio. Pensad que los “muchos pocos” pueden lograr el objetivo. La Parroquia tiene abierta una cuenta en Caixa-Vigo, Sucursal de la calle Camelias, con el nº 000069362.

También os envío una hoja de Censo Parroquial. Es importante saber quiénes y cuantos somos para programar la parroquia e informatizar el Archivo parroquial.

También tenemos que ir haciendo un equipo de Cáritas Parroquial, otro de atención a enfermos y de Liturgia. Cuento con vosotros, entre todos tenemos que ir haciendo Comunidad.

Gracias por vuestra cooperación, poniéndonos bajo la protección de la Sagrada Familia. nuestra Patrona, se pone a vuestra disposición el párroco.

Firmado José Luis Rodríguez Grande

Segunda Circular

PARROQUIA A SAGRADA FAMILIA
AV. CAMELIAS, 66 .- VIGO.
Tfno 21.20.76. Domicilio Párroco 23.48.15

Vigo 1 de Enero de 1995

Estimados feligreses: De nuevo en contacto con vosotros. En la última carta, en el mes de diciembre os comunicaba la Inauguración del Templo Parroquial y los proyectos que teníamos en aquellos momentos. Poco a poco la vida de la “Parroquia” va avanzando y son más los feligreses que se van integrando. Vuestra respuesta está siendo positiva.

Hoy quiero presentaros la Hoja Parroquial. Espero que llegue regularmente a vuestros hogares todos los meses y sea vehículo de comunicación y unión con todos vosotros. Es nuestro deseo que estéis informados de la vida parroquial.

Para que sepáis con certeza quienes somos ahí va el callejero de la Sagrada Familia:
La calle Camelias desde el nº 2 al 104 y del nº 1 al 103.
Pi y Margall, desde el nº 84 al final y desde el 113 al final.
López Mora, desde el nº 2 al 12 y desde el nº 1 al 27.
Tomás A. Alonso, desde el nº 1 al 13.
Camiño da Seara desde el nº 1 al 27.
La calles, Saborido Cid, Romil, Juan Ramón Giménez, Menéndez Pelayo, Ourense, Arquitecto Pérez Bellas, Dr. Marañón, Camiño dos Pazos, D. Quijote, y Chile pertenecen en toda su extensión a la parroquia.

El Templo Parroquial, situado en el nº 66 de la Calle Camelias. Aunque no esté totalmente finalizado, poco a poco avanza hacía su perfección. Pronto tendremos los bancos y quedará finalizada la fachada.

Esperamos tener para octubre acabada la residencia del sacerdote, en estos momentos se están dando los llanos, y cerrados los salones parroquiales para poder impartir ya allí la catequesis y tener reuniones de grupos.

Tenemos ya Catequesis de niños, y de Confirmación, el equipo de Cáritas, un pequeño Coro Parroquial, el Equipo de Liturgia, la Junta Económica, en marcha el censo parroquial y la campaña de socios cooperadores. Un buen grupo de cooperadores/as para repartir la Hoja Parroquial (todavía nos faltan algunos edificios).

En la última reunión de la Junta Económica Parroquial, teniendo en cuenta el sentir del Concilio Vaticano, el Plan Diocesano de Pastoral y la ventaja de empezar una parroquia nueva, hemos decidido que en nuestra Parroquia sean gratuitos lo servicios de Bodas, Entierros, Primeros Aniversarios y todo el papeleo que dependa de nosotros. Preferimos el sostenimiento desde las cuotas voluntarias a unir la recepción de sacramentos a lo económico. La Parroquia tiene abierta una cuenta en Caixa-Vigo, Sucursal de la calle Camelias, con el nº 000069362.

Gracias por vuestra cooperación, poniéndonos bajo la protección de la Sagrada Familia, nuestra Patrona, se pone a vuestra disposición el párroco.

Tercera Circular

PARROQUIA A SAGRADA FAMILIA
CAMELIAS, 66 .- VIGO. Tfno 21.20.76.

Vigo 1 de Noviembre de 1995

Estimados feligreses: El día 15 de octubre ha cumplido un año nuestra parroquia de la Sagrada Familia. Gracias a Dios y la ayuda de muchos de vosotros la Comunidad Parroquial ha ido creciendo con salud.

En la línea pastoral ya están en funcionamiento: Catequesis de Niños, dos cursos de Confirmación; equipos de: Cáritas, Liturgia y Economía; “Talleres de Oración” y “Vida Ascendente”. Queremos iniciar: Pastoral Sanitaria (atención a enfermos), Acción Católica

La Hoja parroquial ya llega a casi todos los hogares gracias también a un largo número de cooperadores/as.

En la línea material tenemos el Templo muy adelantado, nos falta todavía la decoración del presbiterio y la restauración de la Imagen de la Sagrada Familia. Las viviendas parroquiales van muy avanzadas y los salones para reuniones y catequesis queremos tenerlos útiles, para el día de la Patrona, 30 de Diciembre. Quedarán para más adelante puertas interiores, mobiliario, pintura….

Del crédito Hipotecario concedido llevamos abonado a la Empresa Constructora 10.032.931 Pts. y abonaremos el 15% de retención 1.779.358 después de la Revisión de Calificación definitiva. Esperamos para el próximo año una subvención de 3.879.767
La manera de hacer frente a los créditos y las “diversas facturas”, desde la Junta Económica, queremos solucionarlo con las “Cuotas Parroquiales”. Por eso, hace ahora un año , lanzamos la campaña de suscripción. En estos momentos tenemos 250 socios y se llevan recaudadas por este concepto 1.620.000 Pts. ( la parroquia tiene 3.500 viviendas). Ante la necesidad volvemos a lanzar la campaña este año. A los que ya estáis contribuyendo nuestro agradecimiento y no tengáis en cuenta este nuevo lanzamiento, a los demás, también nuestro agradecimiento anticipado. Adjuntamos hoja de inscripción

Para poder hacer una buena planificación pastoral nos es necesario conocer “cómo es” y “quiénes somos” en la parroquia. Creemos que somos alrededor de 10.000 habitantes. Con la campaña de “Censo Parroquial” del año pasado hemos logrado los datos de 2.620 personas. Queremos continuar el trabajo iniciado y por eso os enviamos “Hoja de Censo”. Los que ya la habéis contestado el año pasado, no hace falta nuevo envío. A todos, gracias. Adjuntamos hoja de inscripción.

Poniéndonos bajo la protección de la Sagrada Familia, nuestra Patrona, se pone a vuestra disposición el párroco.

Decreto de Creación de la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo

DON JOSÉ: CERVIÑO CERVIÑO, OBISPO DE TUI-VIGO

Visto el expediente promovido en esta Curia diocesana en orden a la creación de una Parroquia en la ciudad de Vigo, por exigirlo así la atención pastoral de los fieles; después de haber oído a los Párrocos afectados y al Consejo Presbiteral; a tenor de lo establecido en los cánones 374,1 y 515,2 del Código de Derecho Canónico; por las presentes
Decreto la erección, en la mencionada ciudad de Vigo, de una Parroquia bajo el titulo de A Sagrada Familia.

Su territorio, que se desmembra de las Parroquias de San Francisco de Asís, Nosa Señora do Carmen y Nosa Señora da Soidade, estará circunscrito -según se muestra en el plano que a este decreto se incorpora-por el perímetro que a continuación se describe:
De la confluencia del camiño do Romil con la rúa Ourense parte una línea descendente a lo largo de esta última, de forma que ambas aceras de la calle quedarán incluidas en la nueva Parroquia. El limite sigue — después de cruzar López Mora — por rúa Arquitecto Pérez Bellas, incorporando sus dos aceras a la nueva Parroquia, hasta el cruce con Tomás A. Alonso y Jaime Balmes. Desde este punto, sólo la acera derecha de Tomás A. Alonso, que sube hasta Peniche; y de aquí, ambas aceras de la rúa Pi y Margall, hasta el Parque de Camilo José Cela y la rúa Chile. Las dos aceras de esta última calle, y las de la rúa Romil, hasta la de A Falperra, serán para la nueva Parroquia, que incorpora asimismo la acera derecha de la rúa Cachamuiña, continuando con ambas aceras de la avenida das Camelias hasta el camiño do Romil, cuyas dos aceras corresponden igualmente a la nueva Parroquia, hasta el punto inicial de esta descripción.

La Parroquia da Sagrada Familia iniciará su actividad pastoral el día 15 de octubre, fiesta de Santa Teresa de Jesús, del presente año 1994.
Tendrá su sede en el inmueble en construcción en el n6mero 66 de la avenida das Camelias; y se integrará en el Arciprestazgo de Vigo-Centro.
Notifíquese este decreto a los Párrocos interesados, a fin
de que, por los medios que estimen más convenientes, lo pongan en conocimiento de sus respectivos feligreses.
Comuníquese asimismo a la Dirección General de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia; y publíquese en el Boletín del Obispado.
Dado en Vigo, a 22 de agosto, festividad de María Reina, de 1994, Año Internacional de la Familia.

NOTA ADICIONAL

Como consecuencia de la creación de la nueva Parroquia da Sagrada Familia, atendiendo las indicaciones de los técnicos que han fijado los límites de la misma, he decidido introducir un pequeña reforma en los limites de Nosa Señora da Soidade y Nosa Señora do Carmen, en la avenida da Hispanidade:
Las dos aceras de esta avenida, desde su inicio hasta la confluencia con el nuevo vial prolongación de la rara Amor Ruibal, pertenecerán a la Parroquia de Nosa Señora da Soidade. Desde este punto hasta la Gran Vía, seguirá perteneciendo a Nosa Señora da Soidade sólo la acera izquierda; mientras que la acera derecha hasta el camino de San Amaro continuará de la Parroquia de Nosa Señora do Carmen; y el resto de esta acera hasta alcanzar la Gran Vía, será como hasta ahora, de San Tomé do Freixeiro.
Notifíquese igualmente a los Párrocos interesados.
Vigo, 22 de agosto de 1994.
Por mandato,
Alfonso Fernández Galiana,
Canciller-Secretario

Nombramiento

Rvdo. Sr. don José Luis Rodríguez Grande, Párroco de la recién creada Parroquia da Sagrada Familia, de Vigo, en el Arciprestazgo de Vigo-Centro; por el tiempo de seis años.

Homilía del Obispo de la Diócesis Tui - Vigo en la bendición del Templo Parroquial de la Sagrada Familia.

17 de diciembre de 1994

E1 día 15 de octubre pasado entraba en vigor el Decreto de creación de esta Parroquia da Sagrada Familia, con la toma de posesión del Párroco don José Luis Rodríguez Grande, que iniciaba en aquella fecha el ministerio pastoral entre vosotros. Hoy felizmente podemos bendecir e inaugurar el nuevo templo, para la normal celebración del culto de la Comunidad parroquial.

Es un motivo de especial satisfacción para vosotros y para el Obispo, aunque todavía deberá completarse el equipamiento necesario para la plena actividad pastoral, cuando lleguen a su culminación las obras de preparación de los locales parroquiales y cuando puedan habilitarse las viviendas destinadas a los Sacerdotes que estén al servicio de la Comunidad parroquial.

Creo conveniente destacar que, aun siendo primordial el templo para la celebración de la Eucaristía como centro de toda la vida eclesial, se hacen cada vez más imprescindibles locales adecuados para las demás actividades pastorales: Catequesis, reuniones de grupos y asociaciones, encuentros festivos de la Comunidad y servicios para la acción caritativo-social. Como también importa dotar de vivienda a los Sacerdotes para una mayor cercanía a la Comunidad. A eso Irán orientados los esfuerzos de todos en los próximos meses.

Hoy centramos la celebración en la bendición de la Iglesia y la consagración del altar. Es un acto litúrgico de profunda significaci6n.

.Es verdad que en los comienzos del cristianismo la celebración de la fracción del pan” y las enseñanzas de los Apóstoles tenían lugar en las casas o en pequeños recintos. Lo exigía así la discreción y reserva de los creyentes frente a un mundo pagano con frecuencia hostil, y lo reducido de los grupos cristianos. Pero bien pronto las casas privadas no bastaron ya para contener a la multitud de los nuevos fieles. Por eso comenzaron a levantarse construcciones más amplias y adecuadas para las celebraciones de la asamblea: casas de oración comunitaria, dedicadas a la proclamación de la Palabra y a la celebración de la Eucaristía.

Estas edificaciones —con un destino cultual— fueron ya de notables dimensiones y llegaron a constituir templos esplendorosos por su arquitectura y decoración, como las Basílicas romanas o las Catedrales. Y recibieron por parte de la Iglesia una confirmaci6n oficial de su destinación exclusiva al culto, incluso por medio de un rito especial de bendición o consagración. Así quedaban convertidos en lugares sagrados para que los cristianos pudieran reunirse para la oración y la adoración del Señor.

E1 templo—como dedicado al Señor y como lugar de la Asamblea cristiana— ha de ostentar, incluso dentro de la austeridad, una noble belleza y ser signo claramente visible de las realidades que allí se celebran: “La disposición general del edificio sagrado conviene que sea como una imagen de la Asamblea reunida, que consienta un proporcionado orden de todas sus partes y que favorezca la perfecta ejecución de cada uno de los ministerios”. Por eso han de estar bien situados dentro de él el presbiterio, el altar y la sede presidencial, así como el ambón para la lectura solemne de la Palabra de Dios. Y debe ocupar un lugar digno el Sagrario para la reserva del Santísimo Sacramento.

Es normal que, allí donde sea posible, el templo ocupe un lugar destacado y diferenciado en medio de las viviendas familiares. Pero, en las nuevas ordenaciones urbanísticas de las grandes ciudades, resulta difícil y costoso contar con un solar apropiado. Y hay que acogerse a las posibilidades que ofrece la ubicación de la iglesia al interior de un edificio. Ese es nuestro caso. Pero lo que tiene de inconveniente el no disponer de una edificación exenta, como expresión visible de la presencia de una Comunidad creyente, puede convertirse en un signo de mayor proximidad a la vida de las familias de los feligreses. Cristo aparece así en la condición de un vecino más, viviendo familiarmente con los suyos.

Sin embargo, en esta iglesia hemos procurado—con la intervenci6n del Arquitecto y el asesoramiento de expertos en Liturgia y Pastoral— adecuarnos lo más posible a aquellas orientaciones a las que he aludido anteriormente sobre la disposición de los diversos espacios de celebración: De un lado, destacar el Presbiterio con el altar y el ambón como centro de la celebración eucarística. De otro, la situación de la Asamblea en su entorno permite una participación más cercana y más viva en el Misterio eucarístico.

E1 Ritual de bendición del templo nos ha señalado la importancia de la Comunidad, por encima de su construcción material. Hemos rociado con agua bendita sus muros y toda la estructura material, pero especialmente hemos derramado el agua bendita sobre la Asamblea de los creyentes, para recordar que todos hemos sido bautizados y que constituimos por ello la verdadera Iglesia, el Pueblo de Dios que alaba al Señor, como familia que reza y vive el mismo Credo. Vosotros sois templo de Dios, escribía San Pablo.

Dentro de unos momentos consagraremos el Altar. Este constituye el lugar central de la Iglesia: En torno a él nos reunimos los creyentes para ofrecer al Padre el sacrificio de su Hijo en la Cruz, renovado sacramentalmente en la Eucaristía. El altar es fundamentalmente ara en la que se ofrece Cristo; pero debe ser asimismo el lugar en que nosotros ofrecemos nuestras vidas al Padre, junto con la de su Hijo. E1 altar es también mesa, a la que se invita a toda la familia cristiana a compartir el Pan eucarístico, el Cuerpo y la Sangre del Señor. No hagamos oídos sordos a la invitación de Jesús: “Tomad y comed. Tomad y bebed. El que come mi Carne y bebe mi Sangre tendrá vida eterna.” No dejemos vacía la mesa del Señor.

En relación con el altar, lugar de ofrendas, recordamos en línea de agradecimiento las palabras de la Carta a los Hebreos: “Todos quedamos santificados por la oblación del Cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.” El autor de esta Carta se refiere directamente al sacrificio de la Cruz; pero nosotros sabemos por la fe que este sacrificio se renueva constantemente por la Eucaristía.

El comer el Cuerpo y la Sangre del Señor en la mesa eucarística supone para nosotros mayor seguridad de salvación que lo que supuso la presencia de Jesús en el seno de María, que llenó de gracia a Juan el Bautista en el seno de Isabel, como nos recordaba el Evangelio de este IV Domingo de Adviento. Nuestro encuentro con el Señor al recibirle en la comunión sacramental nos ofrece la máxima garantía de vernos llenos de la gracia del Señor.

Otro lugar de trascendental importancia en el Presbiterio es el ambón, desde el que se proclama la Palabra de Dios, que engendra y alimenta la fe de la Comunidad cristiana.

Esta Iglesia —como la nueva parroquia— se acoge bajo la protección de la Sagrada Familia de Nazaret. Hemos querido escoger este título, al coincidir su creación con la celebración del Año Internacional de la Familia.

Mirar al Hogar santo de Nazaret debe ser para toda la familia cristiana una continua preocupación, si quiere que sus miembros sean fieles a su condición de discípulos de Jesús. En María y en José encontrarán el modelo de vida cristiana que los santos esposos tuvieron tan cercano: Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre.

Cómo ha de vivir la familia cristiana en el seno del hogar y dentro de la sociedad y de la Iglesia, son temas sobre los que tenemos abundantes orientaciones desde el Magisterio y a los que me referí en el Encuentro diocesano del pasado octubre. Primeramente fue el Sínodo de Obispos en Roma, en 1980, cuyas enseñanzas fueron desarrolladas por Juan Pablo II en la Exhortación postsinodal Familiaris consortio. En este mismo año 1994 el Santo Padre escribió la llamada Carta a las Familias, y últimamente los Obispos españoles hemos dirigido un Mensaje del que s610 voy a poner de relieve algunas afirmaciones.

La familia es el espacio más natural y privilegiado para el amor y para la vida.

En la familia, los esposos manifiestan su ternura y donación, aprenden a crecer en amistad y armonía los padres, los hijos, los abuelos… Allí se aprende a servir y ayudar a los necesitados, pobres, enfermos, ancianos. En la familia cristiana de modo especial se aprende a conocer y a tratar a Dios como Padre… Allí se vive la proximidad de nuestra Madre, la Virgen María.

Como Pastores de la Iglesia queremos acompañar con nuestro corazón a cuantas familias están atravesando dificultades.. Nos apena cada familia que se rompe; pero, a pesar de todo, hemos de seguir creyendo y profesando que el matrimonio es indisoluble, es una opción para siempre que, con la ayuda de Dios, hay que mantener y apoyar.

Esta es mi consigna para vuestra parroquia: Que desde aquí se defienda siempre el valor humano y cristiano del matrimonio y de la vida en familia. Que en todo momento os comprometáis a potenciar la Pastoral Familiar en todos sus procesos: en la preparaci6n del Matrimonio, en la celebración sacramental y en la familia constituida. Y que estéis atentos a la problemática de los matrimonios que se encuentran en situaciones difíciles, por razones económicas, por enfrentamiento entre sus miembros, 0 por cualquier causa que pueda conducir a la ruptura.

El lugar donde se levanta la edificación en que está enclavada esta iglesia, fue en otro tiempo Colegio de la Institución Teresiana, y fue donado generosamente por ésta a la Diócesis de Tui-Vigo. Durante algún tiempo se estableció aquí la Residencia Sacerdotal, así como los despachos y oficinas de Organismos de Pastoral. La precaria acomodación de la casa a estos servicios, en razón de su original distribución para un Colegio, y, por otra parte, las nuevas normas urbanísticas que hacían difícil el mantenimiento del edificio, nos movieron a construir la Residencia Sacerdotal y a situar los Organismos pastorales en solares de la Curia diocesana.

De todas suertes nos reservamos en este solar dos plantas y una entreplanta para iglesia, actividades pastorales y vivienda sacerdotal, con los correspondientes sótanos, a fin de que sirviese de centro de una nueva parroquia para una zona alejada de las iglesias parroquiales más próximas. Así el 22 de agosto, fiesta de María Reina, firmé el Decreto de creación bajo el título de A Sagrada Familia.

Este patronazgo litúrgico no debe impedirnos el que en este lugar —y accediendo gustosamente a los deseos de los miembros de la Institución Teresiana y de las Antiguas Alumnas del Colegio—, tengamos un especial recuerdo del Fundador de la Instituci6n, el Beato Pedro Poveda.

Dentro de lo que permiten las normas canónicas en relación al culto a los que han sido declarados Beatos, quiero comprometerme a que haya aquí algún signo especial que haga alusión a esa excepcional figura de la Iglesia española, que atentó el espíritu de sus Hijas, las Teresiana, a dar una educación integral, humana y cristiana, a las alumnas que aquí se formaron.

El Padre Poveda—como dije en la Homilía de la Misa de acción de gracias por su Beatificación— fue un hombre de fe só1ida y profunda, un celoso sacerdote entregado a todos, especialmente a los más pobres de las cuevas de Guadix. Su preocupación por la educación cristiana en los Centros oficiales le llevó a fundar la Institución Teresiana, y se propuso la promoción de la ciencia y la cultura como exigencia de la fe, anticipándose a las orientaciones del Concilio Vaticano II. Su muerte martirial rubricó una vida entregada al servicio de la Iglesia.

Es, por ello, de gran trascendencia que honremos su memoria en este lugar.

Alabemos al Señor en este día. Honremos siempre aquí a María, José y Jesús. Ellos nos alentarán e n nuestra vida de hogar y en nuestra pertenencia a la gran familia de la iglesia.

Demos gracias a cuantos hicieron posible este complejo parroquial:
– A la Institución Teresiana por su generosa donación.
– Al Arquitecto, Aparejador y técnicos que dirigieron esta obra.
– A los trabajadores que la llevaron a cabo.
– Al Consejo de Asuntos económicos que programaron su financiación.
– A cuantos contribuyeron económicamente.
– A todos los que nos ayudaron con su plegaria.

Y confiemos en la labor del párroco, sus inmediatos colaboradores y feligreses, que deben llevar a feliz término la obra material y el trabajo apostólico para hacer de la parroquia una auténtica Comunidad de fe, de esperanza y amor.